HUMMUS DE CALABACÍN

EL MARAVILLOSO ARTE DEL UNTE HEALTHY

Hoy os presento una opción apta del típico hummus o incluso del baba ganoush y para el que, en mi particular versión, he utilizado calabacín en lugar de garbanzos, y cocinado al horno para que sea bien sano pero extra sabroso.

SINSINSIN

Este rico plato ideal para el verano es SINSINSIN (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa) y por lo tanto apto para las diferentes intolerancias alimentarias.

Para hacerlo he ido añadiendo ingredientes que ya sí que tolero, como la cúrcuma, el tahini, cardamomo o el sésamo. La base es el calabacín que suele tolerarse bien, pero siempre podemos adaptarlo a nuestras intolerancias, así como los ingredientes para condimentar.

BABA GANOUSH

El baba ganoush es una especie de hummus hecho de berenjena. A mí me fascinaba y espero volverlo a comer pronto, pero esta receta de hoy puede recordarnos a este plato tan mediterráneo y que con sus variantes lo encontramos en un montón de países, mostrándonos el contacto historico entre ellos.

VERDURAS CRUDITÉS

Si toleráis, yo puedo un poquito de zanahoria, una de las formas habituales de degustar un hummus es con bastoncitos de verduras, que no sólo le arrastran un sabor de verdura en crudo muy fresco, si no que además le aportan ese toque super mordiente y crujiente de la verdura en ese formato.

PANES

Mayor placer hay pocos en la cocina, y usar como cubierto un trocito de pan para llevarse a la boca el hummus hacen el complemento perfecto.

Yo os propongo un par de inspiración oriental que le van divino a este maravillosa crema:

PAN PITA

NAAN DE TAPIOCA

PAN NAAN

RECETA

-INGREDIENTES-

2 calabacines.

Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Una cucharadita de cúrcuma.

El jugo de media lima o limón.

Un par o tres granos de cardamomo.

Semillas (yo usé de sésamo y amapola).

-ELABORACIÓN-

En un cuenco o en un bol mezclamos nuestra vinagreta con la que vamos a pintar los calabacines para darles sabor.

Si queréis elaborar vuestro propio TAHINI, os doy una fácil fórmula:

  • Dos cucharadas de semillas de sésamo tostadas.
  • Dos cucharadas de un aceite vegetal (yo suelo usar oliva).
  • Dos cucharadas de agua.
  • Sal.

Ponemos todos los ingredientes en un procesador (minipiner, mixer, picadora…) y trituramos todo hasta que se forme una pasta que será nuestro tahini.

Siguiendo con el hummus, impregnamos los calabacines totalmente.

Podemos dejar que marine esa mezcla durante unas horas en el frigorífico pero yo horneé directamente.

Ponemos los calabacines en un recipiente apto para horno.

En horno precalentado a 175º C horneamos los calabacines por aproximadamente media hora.

Podemos pincharlos con un cuchillo para comprobar que estén hechos.

Dejamos que templen a temperatura ambiente y trituramos junto con el resto del aliño que nos ha sobrado e incluso podemos “desglasar” con un poco de agua los restos caramelizados que han quedado en el recipiente para agregarle también.

Trituramos hasta que obtenemos un puré.

Conservamos en frío hasta la hora de comerlo o lo podemos tomar a la temperatura que tengamos. Hay quien incluso lo prefiere un punto templadito.

Para darle el toque final al hummus agregamos aceite de oliva virgen extra.

También usé unas gotitas de lima y un poquito de cúrcuma, así como las semillas.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *