BUÑUELOS DE BACALAO PORTUGUESES

BUÑUELOS MADE IN PORTUGAL

Los portugueses son los mayores consumidores de bacalao de todo el mundo desde hace muchos años; se estima que su consumo anual es de 10 kilos por habitante al año, por lo que no es extraño que la cocina portuguesa haya hecho mil y un platos con este producto del mar.

Se dice que hay recetas de bacalao para cada día del año sin necesidad de repetir. En otros sitios se dice que hay unas 1200 variedades de elaborar este producto.

BACALAO SALAO.

Por otro lado, es curioso que un pescado que es propio de las aguas frías del Mar del Norte y que queda a miles de millas marinas de este país pueda haberse convertido en el plato nacional por excelencia de Portugal.

La culpa es de la sal; el bacalao al capturarse en aguas tan lejanas de tierra, había que someterlo a un proceso de salazón en alta mar para que se conservara bien hasta llegar a tierra. Ese proceso se atribuía a los ingleses pero omo estos no tenían ninguna zona rica en sal, acabaron por firmar contratos con los portugueses por el que intercambiaban el bacalao por la sal de Aveiro que es la mejor de este país.

PASTEIS DE BACALHAU.

En esta ocasión, pero habrá más semanas dedicadas a este país que me encantó, decidí preparar unos “pasteis de bacalhau“, o lo que se conoce aquí en España como buñuelos de toda la vida, pero que son más ligeros porque no llevan pan rallado, sino simplemente un poquito de harina de arroz para que tengan un poquito de consistencia y por supuesto adaptados al SINSINSIN (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa).

LISBOA.

Todavía recuerdo los paseos por la Rua Augusta en el barrio de Chiado, haciendo paradas en la Casa Portuguesa del Pastel de Bacalao para tomar este rico aperitivo en esas horas del día en las que el hambre ya empezaba a hacer acto de presencia pero que había que esperar un poquito para alcanzar la hora de comer o de cenar.

RECETA.

INGREDIENTES

  • 250 gr. de bacalao desmigado y desalado.
  • 3 patatas medianas y viejas.
  • 75 gr. de harina de arroz.
  • 2 huevos.
  • Calabacín picado al gusto.
  • Cebollino.
  • Una pizca de sal.
  • Aceite de oliva.

ELABORACIÓN

En una olla, cuando el agua rompa a hervir, se añade el bacalao durante 3 minutos. Pasado ese tiempo se saca el bacalao y se pone a hervir en la misma agua las patatas peladas y cortadas en trozos pequeños para que absorban el sabor del bacalao.

Cuando las patatas estén hechas, se sacan del agua y se machacan bien con un tenedor y se mezcla bien con el bacalao desmigado.

En una sartén se pone a pochar calabacín cortado en dados pequeñitos y una vez hecho se añade a la mezcla de la patata con el bacalao.

Añadir el cebollino bien picado

Añadimos las dos yemas de huevo y se echa la harina de arroz y se remueve bien

Montamos las claras a punto de nieve y se añaden a la masa poco a poco y la pizca de sal.

Ponemos a calentar aceite de oliva y con la ayuda de dos cucharas se forman bolas y se echan a la sartén cuando el aceite esté caliente. Al sacarlas se ponen encima de papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

APERITIVO PARA VIVIR.

Magnífica ocasión para planificar un viaje incitado por una rica porción de cultura gastronómica lusa. Vivencias que vendrán sobre los recuerdos imborrables ya vividos. Comerse un país.

Aroa I.M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *