BRAZO GITANO DE SALMÓN

Menú Navideño nº 1.: Entrante.

Un elegante aperitivo.

Hoy os propongo otro plato para el menú especial navideño, de esos que no pueden faltar en nuestras mesas en la cena de Nochebuena, junto con una copa de un buen vino blanco. Esos de los que al día siguiente saben a gloria bendita las sobras, por si te quedas en casa y no tienes comida familiar.

Historia.

Se ha especulado mucho sobre el origen de este plato y como bien sabéis, hay dos versiones: la dulce y la salada, a cual de ellas más rica.

Existen 3 teorías sobre este plato:

Moneda de pago.

Entre los siglos XIX y XX, los fabricantes de calderos iban por las ciudades ofreciendo sus servicios y los pasteleros de Barcelona les pagaban con unos pasteles elaborados a base de los trozos sobrantes del pastel del día. Estos se enrollaban en una plancha de bizcocho y, para llevárselos, los caldereros apoyaban el cilindro de recortes en su brazo, mientras que el pastelero exclamaba: “¡qué bien queda el pastel en el brazo del gitano!”.

Las mangas del vestido de fiesta.

Otra teoría señala que este popular bizcocho, debido a su forma enrollada y larga, deja a la vista la parte más oscura del brazo de gitano, muy semejante al color oscuro de la piel de esta etnia. Además este bizcocho en su versión dulce, se suele decorar con cerezas escarchadas y merengue y recuerdan a las mangas del típico vestido que lucían las gitanas en las fiestas.

Entre el Bierzo y Egipto.

Finalmente, la tercera versión, pone el acento en que un monje de la Edad Media recorrió medio mundo hasta que llegó a un monasterio en Egipto y descubrió este postre. Lo introdujo en España para regalar a la reina. En un primer momento se llamó “Brazo egipciano” que fue derivando en su fonética en brazo gitano.

Receta.

-INGREDIENTES-

Masa:

4 huevos.

120 gr. de almidón de maíz.

1 cucharada de levadura seca.

10 gr. de sucralosa.

Relleno y decoración:

Un paquete de salmón ahumado (normalmente, lo hago yo pero si quereis, buscad uno que en sus componentes no lleve azúcar pues los SINSINSIN no la toleramos bien).

1 Trozo de merluza cocida.

2 huevos duros.

Mahonesa casera (aceite de oliva, un huevo, sal y un chorrito de limón).

Langostinos cocidos.

-ELABORACION-

Se mezclan en un bol la sucralosa, los 4 huevos. Los vamos a batir hasta que aproximadamente doble su tamaño y quede una textura homogénea. Agregamos el almidón de maíz (maicena de toda la vida) y con una espátula se va mezclando a base de movimientos envolventes. Ponemos la cucharada de levadura en polvo y se mezcla bien.

Extendemos la mezcla sobre un papel vegetal. Debe quedar en forma rectangular y, con el horno precalentado a 180 grados, lo tenemos 10 minutos. Después enrollamos la masa en el papel vegetal y la dejamos enfriar.

Cocemos la merluza, se le quitan las espinas y la piel y se desmiga. Pelamos los huevos y se rallan. Añadimos en trocitos los langostinos cocidos y se mezcla todo con la mahonesa casera.

Desenrollamos con cuidado la masa y se reparte homogéneamente la mezcla. Volvemos a enrollar y se decora al gusto

Imagina.

Este plato admite multitud de variedades, podeís ponerle lo que queráis. Debido a mis “polintolerancias”, lo rellené con mahonesa casera, huevo duro, langostinos cocidos troceados, trocitos de salmón ahumado y merluza cocida, pero podéis hacer una ensaladilla rusa o de marisco. La imaginación juega infinita.

El bocado después de la fiesta.

Me confieso fan empedernida de la comida en días de “resaca” festiva, cuando los sabores se han asentado resposados. Y, aun con esa última frescura, en la soledad que dejan los invitados que ya se han ido, se aprecia especial esa compañía dejada, pensando con el gusto empastado por las elegantes sobras, cuándo va ser la próxima juntada.

Aroa I.M.

4 comentarios sobre “BRAZO GITANO DE SALMÓN

  1. Mi Hada mágica de los sines 🧝‍♀️ me tienes completamente enamorada de todas tus elaboraciones… Como tú no hay dos! Gracias gracias siempre por tanto! Eres para mi el mejor regalo 😍 Te admiro🙌 Love you ♥️

    1. Jajjajajajjaj. Mónica, eso de como tú no hay dos, me suena a una canción jejejjeje. Muchas gracias por tus siempre cariñosas palabras! Besos

  2. El marisco y el pescado azul tampoco lo podemos tomar los intolerantes a fructosa y lactosa, solo pescado blanco y nada de marisco

    1. Hola Aurora, los intolerantes a la fructosa podemos tomar pescado blanco y pescado azul, de hecho el pescado azul es bastante recomendable pues tiene una serie de nutrientes que el blanco no; otra cuestión es que el pescado azul es mas indigesto, cosa que afecta tanto a los intolerantes como a los que no tienen nuestros problemas. En cuanto al marisco, pasada la primera etapa de la fase restrictiva, lo podemos tomar perfectamente. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *