TEQUEÑOS SINSINSIN

EL ADICTIVO APERITIVO VENEZOLANO

Quiero compartir con vosotros el que se está convirtiendo desde hace un tiempo en uno de mis aperitivos favoritos.

Estos deditos de queso de la cocina venezolana, con su divertida forma 🤭, no os van a faltar en vuestras reuniones informales y es que a pesar de su aparente sencillez !Son un snack delicioso!

VENEZUELA

Los tequeños son un aperitivo que han entrado con gran fuerza y que se han popularizado muchísimo en España en los últimos años.

Aunque hay muchas otras versiones por diferentes paises de América, estos que os presento son inspirados en los venezolanos, y aunque como siempre en estos casos es difícil marcar su origen, pues hay diversas teorías, unos dicen que provienen de Los Teques, una ciudad venezolana de la que podrían recibir su nombre, otras versiones lo llevan a Caracas, Zulia…

QUESO SIN LACTOSA

El queso que se usa para elaborarlos es el queso llanero. Es un tipo de queso que aunque funde al freirlos u hornearlos mantiene su textura, quedando en una mezcla de fundente y terso.

Además tiene un punto de salado un poco superior a la media, que junto con la masa, ligeramente dulce (o con una salsa más dulce) hacen un contraste único.

Yo no lo he encontrado sin lactosa de momento, así que usé un queso que encontré similar

SINSINSIN

Es una adaptación al SINSINSIN (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa) y que podéis disfrutar la gente con alguna intolerancia alimentaria, pero también todo el mundo porque están de sabor muy similar a los tradicionales.

APERITIVOS MIL

Como los «teques» son uno de mis snacks favoritos, no dejo pasar la oportunidad de que conozcáis otros aperitivos que os hemos presentado anteriormente y que van a enriquecer todas vuestras reuniones informales.

El enlace a las otras recetas de aperitivos lo tenéis aquí:

APERITIVOS

RECETA

-INGREDIENTES-

125 gr. de harina de arroz.

75 gr. de almidón de maíz (maicena).

125 gr. de almidón de tapioca (yuca, mandioca),

25 gr. de almidón de patata (opcional. Si no tenéis sustituid por 25 gr. harina de arroz).

50 gr. de agua + 25 gr. de almidón de tapioca (una cucharada, aprox.).

3 huevos M2 huevos XL).

1 cucharada de goma guar o goma xantana.

1 cucharadita de Royal.

1 cucharadita de azúcar de coco u otro edulcorante que os guste u toleréis (opcional)*.

1 cucharadita de vinagre de manzana o de arroz.

50 gr. de leche semidesnatada sin lactosa.

50 gr. de mantequilla (punto pomada) ó 40 gr. de aceite de oliva.

Una piza de sal (opcional).

Queso sin lactosa.

Para ver la tabla de conversión de los edulcorantes al que más os guste u os sea apto, aquí tenéis este artículo del blog El Planeta de los Sines:

TABLA DE EDULCORANTES.

-ELABORACIÓN-

Mezclamos todos los ingredientes secos.

Añadimos la mantequilla (o el aceite), los huevos y lo mezclamos con los secos.

Elaboramos a parte el cicle de tapioca (o chuño).

Podéis ver la elaboración del chicle en esta receta: NACHOS CON SALSA DE QUESO

Añadimos el chicle a la masa y la leche un poco templada.

Amasamos hasta que nos quede una masa uniforme.

La dejamos reposar una media hora/ una hora en la nevera, tapada con film.

Dividimos nuestra masa en dos o 4 porciones más pequeñas para trabajar mejor con ella.

En nuestro lugar de trabajo espolvoreamos harina de arroz y estiramos la masa hasta un grosor de 3 mm. a 5 mm.

Con ayuda de un cuchillo o un cortapizzas hacemos tiras de unos dos dedos de ancho y una largura de unos 30 cm.

Tendremos preparados unos bastoncillos de queso del tamaño y grosor de un dedo índice, aproximadamente.

La técnica para para envolver el queso es la siguiente:

Envolvemos con masa uno de los extremos del queso y lo apretamos con cuidado para que lo cubra.

Dejaremos masa a lo largo del bastón de queso y envolvemos el otro extremo del queso, dando la vuelta a contrario.

Yo usé un poco de agua y con ayuda de un pincel humedecí la masa restante para que se pegue bien.

Vamos envolviendo en círculos, montando la masa sobre la anterior vuelta, para evitar que se salga mucho el queso.

Si se os rompe la tira de masa al envolverlo no os preocupéis. Simplemente volved a juntar las partes y se pegarán sin problema.

Una vez envueltos os recomiendo dejarlos un rato en la nevera antes de cocinarlos para que el queso no se escape.

Con aceite caliente, o en el horno, los cocinamos hasta que estén dorados.

En cuanto veáis que se sale el queso, ya estarían.

Escurrir el exceso de aceite en una servilleta de papel.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *