GALLETAS DE COPOS DE AVENA

ESA RICA MERIENDA DE CUANDO ERAMOS NIÑOS

Hoy os propongo unas galletas que os van a encantar. De esas que tenemos en un tarro de cristal bien tapadas para evitar que se queden blanditas (aunque no creo que lleguen a durar mucho en el botecito). No pararéis de dar paseos a la cocina para coger cachitos de estas galletas.

OPCIÓN DE PRESENTACIÓN

No es la primera vez que he hecho estas galletas. En otra ocasión las hice en forma de barritas energéticas cubriendo su parte de abajo con chocolate y echándole nibs de cacao. Cualquiera de las dos opciones es estupenda. Incluso podríamos rellenarlas de una crema casera apta y hornearlas.

AVENA SIN GLUTEN

Para aquellos que somos celiacos, tenemos que buscar unos copos de avena que sean sin gluten. Los hay, buscad bien y los encontrareis. Además de que los copos de avena tienen un sabor estupendo, tienen multitud de propiedades: rica en proteínas, vitaminas, minerales, ayuda a regular el colesterol y a prevenir los altibajos de glucosa y da mucha energía.

FUENTE DE PROTEINAS

La avena contiene proteínas similares a la gliadina del trigo, denominadas aveninas, que son capaces de provocar reacción en una parte de personas celiacas, por lo que habrá que comprar copos de avena sin gluten certificados como tales y probar su tolerancia.

SINSINSIN

Ahora bien, para los SINES (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa) hay que probar su tolerancia pues su alto contenido en fibra aunque nos hace sentir saciados más tiempo, no toleramos bien los alimentos que tienen mucha fibra y si se padece la enfermedad de Crohn, colitis o trastornos similares es mejor evitarla.

OTRAS GALLETAS MIL

Os dejo una selección con las galletas que ya os he ido presentando por aquí.

Los enlaces a las galletas son éstos:

GALLETITAS NAVIDEÑAS

GALLETAS DE CAFÉ Y CANELA.

GALLETAS RELLENAS CON TÉ MATCHA.

GALLETAS DE CHOCOLATE.

GALLETAS CON CHIPS DE CHOCOLATE.

RECETA

-INGREDIENTES-

  • 1 huevo grande o bien 2 yemas, en caso de tener la actividad DAO reducida.
  • 100 gr. de mantequilla sin lactosa ó 100 gr. de aceite de coco ó 75 gr. de aceite.
  • 16 gr. de sucralosa o 160 gr. ó azúcar de coco ó edulcorante a elegir*.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • 150 gr. de copos de avena sin gluten.
  • 100 gr. de harina de arroz o de almidón de maíz.
  • 1 cucharadita de canela.
  • Media cucharadita de bicarbonato.
  • Chocolate negro y blanco para decorar (opcional).

* Para ver la tabla de conversión de los edulcorantes al que más os guste u os sea apto, aquí tenéis este artículo de mi otro blog El Planeta de los Sines:

TABLA DE EDULCORANTES.

-ELABORACIÓN-

Batimos el huevo o bien las yemas con la mantequilla o aceite de coco. Una vez que esté integrado todo, echamos la sucralosa y la vainilla hasta que nos quede una mezcla bien homogénea.

Yo lo he batido todo con la amasadora con el utensilio de batir pero podeis hacerlo con unas varillas manuales.

Con una lengua de silicona, despegamos de las paredes del bol la mezcla y añadimos los copos de avena, la harina, la canela y el bicarbonato.

Volvemos a batir todo bien.

Con la lengua despegamos lo que haya quedado pegado al bol y hacemos una bola.

Con las manos hacemos bolitas (nos saldrá una docena) y las aplanamos dándole forma en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.

Las tapamos con una bolsa y las metemos al frigorífico un par de horas.

Una vez pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180ºC y ponemos nuestras galletas bien separadas para evitar que durante el horneado se peguen.

Las horneamos durante unos 10 minutos evitando que se nos quemen.

Derretimos al baño maría o en el microondas chocolate blanco y negro. Podemos ayudarnos de una nuez de aceite de coco o de mantequilla. Echamos el chocolate de forma aleatoria sobre nuestras galletas una vez que hayan enfriado y ya podemos tomarlas.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *