RAVIOLIS DE MARISCO CON SALSA DE COCO

FUSIÓN DE TÉCNICAS PARA UN BOCADO EXQUISITO.

Hoy os presento una elegante prupuesta de plato principal para vuestros menús de Navidad, aunque podría ser una receta para cualquier ocasión especial que tengáis.

EMPLATADO DE LUJO.

Para presentar éste plato yo usé un maravilloso bol de cerámica artesanal de la artista Navarra afincada en Málaga, Nekane Zubikoa. Podéis consultar sus bellísimos trabajos en su Facebook.

Le da un toque super especial a la receta y la verdad que estoy enamorada de su arte que iréis viendo por aquí.

RAVIOLIS FRITOS, AL VAPOR.

La técnica que he usado es bien sencilla. Los raviolis están hechos con una pasta hecha al vapor partiendo de un simple engrudo líquido que se hace simplemente mezclando los ingredientes.

Les di ese acabado frito para tener un toque crujiente, pero podríamos comerlos tal cual porque la pasta está hecha y serían como el típico dumpling con la deliciosa textura chiclosa característica de la cocina oriental.

PASTA DE ARROZ SINSINSIN.

Las placas de pasta que hacemos son aptas para intolerancias alimentarias pues son SINSINSIN (sin gluten, sin fructosa y sin lactosa). Son con base de harina de arroz y con almidón de tapioca que le da la elasticidad.

MULTIRECETAS.

Os iré presentando más recetas con esta sencilla técnica porque podemos usarlo para muchas cosas. Se me ocurren: una rica lasaña SINSINSIN, se puden hacer nooddles de arroz

MENÚS NAVIDEÑOS.

Este plato es una idea para elaborar vuestros menús navideños durante esas fiestas de Navidad 2019/2020 que os iré presentado en su formato aperitivo (o entrante), plato principal y postre.

Podéis revisar también las ideas que os presenté el año pasado en este blog. Aquí os dejo el enlace:

RECETAS NAVIDEÑAS SINSINSIN.

RECETA.

PASTA DE ARROZ:

-INGREDIENTES-

125 gr. de harina de arroz.

75 gr. de almidón de tapioca.

250 gr. de caldo de gambas o agua.

1/2 cucharadita de sal.

-ELABORACIÓN-

Mezclamos los secos en un bol y vamos añadiendo poco a poco el líquido que elijamos.

Yo usé un caldo hecho con las propias gambas con que rellené después los raviolis.

Mezclamos hasta que quede una mezcla fluida y líquida.

Id corrigiendo la cantidad de líquido en función de la capacidad de abosorción de vuestras harinas.

En una bandeja o un tupper de cristal aplicamos un poco de aceite para que no se nos pegue la pasta.

Retiramos el exceso de aceite con una servilleta, así no se harán burbujitas en la pasta.

Echamos con un cacito la cantidad deseada en la bandeja o tupper. Yo eché un cazo habitual por tirada, sin llenarlo hasta arriba. El grosor será el que queramos aunque para los raviolis os recomiendo hacerlo no muy grueso.

En una vaporera o en una olla con el dispositivo para cocción al vapor, o incluso, usando en una olla el cacharro metálico para cocinar al gril en el microondas ponemos nuestra bandeja o tupper.

Mi vaporera es la versión más antigua de ésta y va genial para cocinar al vapor. Si os interesa echad un vistazo al enlace:

https://amzn.to/2suNCjo

Cocinamos durante unos cinco minutos o hasta que veáis que la pasta está cocida del todo.

Mientras si tenemos varios recipientes podemos ir preparando la siguiente.

Con ayuda de una lengua o espátula sacamos la plancha de pasta. Debería salir perfectamente entera.

RELLENO:

-INGREDIENTES-

Una docena de gambones (o el marisco que elijáis).

Aceite.

Un chorrito de lima (o limón).

Una pizca de sal.

-ELABORACIÓN-

Pelamos las gambas y las ponemos en un bol.

Añadimos aceite al gusto y el chorro de la lima.

Cortamos con la ayuda de una tijera para hacer pedacitos.

Para quitar un poco amargor al aceite yo eché un poquito de sirope de arce, pero sólo un pequeño toque.

Reservamos en el frigorifico hasta que lo usemos.

SALSA DE LECHE DE COCO:

-INGREDIENTES-

250 gr. de caldo de gambas.

Una lata (400 gr.) de leche de coco.

-ELABORACIÓN-

El caldo de gambas que habíamos reservado lo dejamos reducir a fuego medio hasta que esté practicamente consumido.

Vertemos la leche de coco y reducimos hasta que adquiera una textura más gordita.

Podemos añadir un toque de jugo de lima o de limón para darle una punta de acidez.

PRESENTACIÓN:

Para montar nuestro ravolis lo haremos sencillo: ponemos un poco de relleno en la mitad de la placa de pasta y vamos envolviéndolo con los laterales.

Lo cerramos hacia abajo y para que peguen bien podemos pintar con un poquito del engrudo de la pasta para que cierren bien.

Una vez hechos los freimos en aceite bien caliente hasta que estén dorados.

También los podemos comer sólo al vapor.

Para decorar el plato y darle el toque verde de sabor y color usé unas láminas de calabacín cocidas (con la doble cocción que os explico en ésta receta: MILHOJAS DE GAMBAS).

El truco es ayudaros de un palillo chino o brocheta, o si tenéis maña enrollarlas a mano.

En el fondo del bol dispuse la salsita caliente y encima los raviolis, echando unas gotitas de aceite de oliva virgen extra y rallando un poco de lima para decorar y aromatizar el plato.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *