POLLO A LA CURCUMA

EL VIAJE A LA INDIA DESDE LA COCINA DE TU CASA

Hoy os invito a través de esta receta tan facilita pero sabrosa a no poder a viajar conmigo a ese país tan maravilloso que es la India. ¿Me acompañáis?

ESPECIA BASE

Antes de detectarme las intolerancias alimentarias me encantaba entre mis favoritos el pollo al curry. Usaba la receta que me enseñó mi amigo Kike y que él aprendió en Londres, y me volvía loquísima ese platazo tan sabroso.

Ahora lo he hecho sólo con cúrcuma y es que es una de las especias de las que está compuesto el curry, por lo tanto os va a recordar totalmente al habitual.

CURCUMA

Fue una alegría tremenda cuando en la última consulta mi nutricionista me permitió incluir en mi dieta algunas especias y semillas nuevas y que echaba muchísimo de menos. En ellas estaba el sésamo y la cúrcuma.

La cúrcuma además es una especia que es un antiinflamatorio natural y nos ayudará en nuestras digestiones e inflamaciones intestinales, y podemos usarla tanto en nuestras recetas como en infusiones ¡Además está riquísima!

SINSINSIN

Esta receta es SINSINSIN (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa) por lo tanto apta para intolerantes alimenticios, pero si no podéis usar la cúrcuma o alguna de las otras especias que utilizo en esta receta simplemente podéis usar otras similares o prescindir de ellas, pues también usé leche de coco que le da mucho toque hindú.

POLLO ALIADO

El pollo es uno de nuestros grandes amigos en nuestras intolerancias alimentarias y una de las pocas carnes que podemos consumir en fase restrictiva, pues es baja en grasa y nos suele sentar bien.

Además como os demuestro en mi blog se puede cocinar de muchísimas y divertidas formas que no sean el clasiquísimo pollo a la plancha.

ARROZ

En esta ocasión he usado un arroz basmati que es de los más tolerados por los intolerantes a la fructosa y además es bastante aromático.

Para que todavía sea un alimento más top para nosotros, podéis cocerlo el día anterior y tenerlo 12 horas en el frigorífico, y genera almidones resistentes que no podemos digerir y así ser más tolerable por nuestro intestino. Además eliminamos gran parte de sus calorías debido a ello.

PAN NAAN

Como mejor acompañamiento al plato e incluso para usarlo como cubierto como hacen en la India hice unos panes naan, que los más clásicos ya habéis disfrutado y que os invito a que probéis a hacer también en casa porque no hay pan más fácil y que nos apaña un montón de momentos porque los podemos congelar y tener siempre a mano.

Aquí podéis ver las recetas de estos dos tipos de naan que he hecho anteriormente:

NAAN DE TAPIOCA

PAN NAAN

OTROS HINDÚES MIL

Además de las recetas del pan naan en IntoleranciasMil he publicado unas cuantas recetas más de inspiración hindú.

Es una gozada y un festival poder comer este tipo de cosillas aparentemente vetadas para nosotros pero que de manera sencilla podemos volver a disfrutar.

Os dejo los enlaces a las recetas:

ARROZ HINDÚ

GHEE

SAMOSAS O EMPANADILLAS HINDUES

RECETA

-INGREDIENTES-

Media pechuga de pollo.

Una lata de leche de coco.

Unos granos de cardamomo (opcional).

Una o dos cucharadas de cúrcuma.

150 gr. de arroz basmati.

Un chorrito de lima o de limón.

Un par de cucharadas de aceite o de ghee.

Un puñadito de semillas, yo usé sésamo y amapola (opcional).

-ELABORACIÓN-

Cortamos el pollo en dados o en cubos.

En un recipiente introducimos el pollo y la cúrcuma

Añadir la leche de coco, el cardamomo, el chorrito de lima o de limón y una cucharada de aceite o de ghee que le dará todavía más toque hindú (arriba tenéis la receta de cómo hacerlo).

Lo dejamos marinar unas horas en el frigorífico. Yo lo dejé toda la noche. Mínimo una hora para que se impregne el pollo de los aromas.

En una sartén echamos una cucharada de aceite o de ghee.

Sofreímos el calabacín cortado en tiras o en cubitos.

Una vez que esté pochado el calabacín añadimos el pollo con la leche de coco.

Lo cocemos durante unos 20 o 25 minutos hasta que esté cocinado el pollo y se espese un poquito la salsa.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *