MOUSSE DE PAPAYA

UNA TEXTURA ATERCIOPELADA Y TROPICAL

Para cuando sintáis el verano llegar la receta que os hoy os presento serán el mejor aliado para nutrirnos con frescor, y además no perdiendo la ocasión de saborear una rica mousse tropical.

SINSINSIN MIL

Hoy os traigo un postre bien rico y ligero y de esos que os gustan a todos porque no sólo es SINSINSIN (sin gluten, sin lactosa y reintroducción de la papaya) sino que también es sin lácteos, sin azúcar, ni edulcorantes artificiales, sin huevo. Vamos, apto para todo aquél que tolere un poquito de papaya y en caso contrario, pues puede utilizar cualquier otra fruta que tolere.

Es un postre totalmente apto para la alimentación vegana y realfood.

PROPIEDADES DE LA PAPAYA

La papaya tiene un alto contenido de papaína que facilita la digestión de alimentos de difícil absorción y el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento, y puede ser eficaz a la hora de tratar úlceras gástricas.

RECETA

-INGREDIENTES-

  • 400 gr. de papaya triturada.
  • 60 ml. de agua.
  • 200 ml. de leche de coco (parte solida).
  • 1 sobre de gelatina en polvo o 6 hojas de gelatina.
  • DECORAR: un poco de papaya triturada, leche de coco montada (parte solida) y semillas de amapola.

-ELABORACIÓN-

Trituramos la papaya y se cuela bien para que no queden grumos.

Ponemos a calentar en una olla o cazo el agua, con la papaya y el sobre de gelatina.

En caso de que se opte por hojas de gelatina, las tendremos a remojo 10 minutos en agua fría, las escurrimos bien y las echamos a la olla.

Movemos todo bien para que no queden grumos.

Montamos la leche de coco bien fría con unas varillas metálicas.

Yo la hice sin azúcar ni edulcorantes porque ya me parece bastante dulce la leche de coco y además estoy acostumbrada a los sabores naturales de los alimentos.

Una vez que esté montada la leche de coco, se va echando poco a poco la mezcla de la papaya con el agua y gelatina con movimientos envolventes para evitar que nuestra “nata vegetal” baje y reservando un poquito de la papaya triturada para decorar posteriormente nuestros tarritos.

Se echa en los recipientes en los que se vaya a consumir y se deja en el frigorífico mínimo unas 6 horas.

En el momento de servir, se monta más leche de coco (parte sólida).

Ponemos en los vasitos junto con la papaya triturada y unas semillas de amapola.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *