QUESADILLAS DE YUCA

UNA CENA SINSINSIN PARA DISFRUTAR

Hoy vuelvo por aquí con otra receta que hará alcanzar el placer sublime a todos aquellos que somos unos enamorados de la yuca. Desde que conocí la versatilidad de las yucas, generaron en mi cocina una verdadera revolución, las uso para un montón de recetas.

YUCA

Aprovechando las yucas que me envió @vivelafruta de @grupofrutasantonio, el otro día tuve una cena de viernes espectacular. En mi frigorífico no pueden faltar las yucas, hago una compra online y las yucas me suelen durar un mes.

SINSINSIN…. y más SINSIN

Esta receta es SIN gluten, SIN lactosa, SIN fructosa pero además tiene otro punto interesante, y es que es una receta elaborada SIN harinas.

RECETA

-INGREDIENTES-

  • 1 yuca.
  • Una olla con agua.
  • 2 papeles de horno.
  • 1 rodillo.
  • 1 sartén.
  • Harina de arroz, almidón de tapioca, almidón de maíz para estirar (opcional).
  • El relleno: yo puse queso en lonchas sin lactosa, aceitunas negras, lonchas de jamón york apto y un buen chorro de aceite de licopeno.

-PREPARACION-

Ponemos una olla a calentar y pelamos con un pelador de patatas la yuca.

La cortamos en trozos grandes y los ponemos a cocer.

Cuando pinchemos y notemos que está blanda, sacamos los trozos de yuca de la olla y los escurrimos bien y retiramos la raíz central.

Todavía caliente, chafamos la yuca y con ayuda de una trituradora, trituramos bien la yuca (sirve batidora, pero con cuidado, te puedes cargar el motor).

Hacemos una bola con el resultado y la ponemos entre dos papeles de horno.

Podemos poner entre los dos papeles un poquito de harina para ayudarnos a estirar bien.

Hacemos una plancha lo más fina posible, si veis que se os rompe, añadid trozos de yuca al roto, se pega perfectamente.

Hacemos círculos con la plancha del tamaño que deseemos.

Como podéis comprobar son super elásticos.

Ponemos una sartén a calentar y ponemos nuestro círculo de yuca.

Echamos encima las lonchas de jamón york, las lonchas de queso sin lactosa, las rodajitas de aceitunas negras y el aceite de licopeno (podéis poner el relleno que queráis). Encima ponemos la otra plancha de yuca.

Cuando veáis que se ha hecho por un lado, le damos con cuidado la vuelta para «tostar» por el otro lado.

Sacamos la quesadilla de la sartén y la cortamos en cuatro trozos y … a disfrutar!!!.

El resultado es sorprendente: tomad calentito, se aprecia más el sabor.

Nota: si no vais a tomar todas las tortitas, metedlas en el frigorífico en plano en una bolsa y separando cada una de ellas para evitar que se peguen con el frio de la nevera.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *