HELADO DE PAPAYA

EL FRESCOR TROPICAL DEL HELADO

Hoy os presento un exótico helado de una fruta tropical que ya podemos encontrar en nuestras frutería y supermercados de manera habitual, y que se suele tolerar bien. Es fresquita y gustosa y nos da como resultado un helado excepcional ¿Queréis saber cómo lo hago?

SINSINSIN

Este rico helado es SINSINSN (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa) y para quienes hayáis probado la tolerancia a la papaya, que en general suele ser una fruta que se suele aceptar bien por los intolerantes a la fructosa, al menos en pequeña cantidad.

Si no la toleráis todavía ya sabéis que podemos sustituir la cantidad de papaya que os pongo por la fruta que toleréis u os guste.

CREMOSIDAD EXTRA

El secreto de este helado está en su cremosidad y, aparte de la grasas que le introduzcamos, se la proporciona la goma guar/xantana.

De veras, es opcional usarla, pero le aporta una cremosidad única, no había conseguido esa textura en ninguno de mis helados, desde ahora se la voy a poner a todos mis helados pues me encantó. De hecho es un truquillo que usan en la heladería profesional para aportar esa textura pero sin añadir grasa, y calorías, extra.

OTROS HELADOS MIL

Ya son unos cuantos los helados que he ido publicando y todos están para poner una tienda 😜, así que manos a la obra y a gozar de unos ricos helados caseritos que os van a enamorar.

Os dejo el enlace que os lleva directos al disfrute heladero:

HELADOS SINSINSIN

RECETA

-INGREDIENTES-

  • 300 ml. de leche de coco o bebida vegetal o leche sin lactosa, que useís.
  • 200 ml. de nata sin lactosa (yo 200 ml. de yogur de leche de coco).
  • 6 yemas de huevo.
  • 400 gr de papaya triturada.
  • 220 gr. de dextrosa.
  • 1 punta de cucharilla de goma guar o xantana.

-ELABORACIÓN-

Picamos la papaya y la ponemos a cocer en un cazo hasta que comience a hervir y posteriormente la trituramos con la batidora.

Batimos las yemas con la dextrosa al baño maría con unas varillas manuales poco a poco y con el fuego bajo hasta que estén bien espumosas. No dejes de batir y retiralas del fuego cuando estén espumosas pues de lo contrario pueden endurecerse demasiado.

Poner la leche y nata/yogur a calentar en un cazo y cuando comience a hervir se retira del fuego.

Vertemos la mezcla de leche y nata/yogur en las yemas y no dejamos de remover bien.

Llevamos la mezcla anterior al fuego sin dejar de remover hasta que espese y añadimos la punta de goma guar o xantana que hará que el helado esté mucho más cremoso.

Mezclamos con la fruta y movemos bien para que se integre todo.

Yo le añadí unos trocitos de fruta cortada en daditos para agregarle ese punto de mordiente y de sabor a la fruta.

Colocamos la mezcla tapada en el frigorífico y cuando esté fría hay dos opciones: se mete al congelador y cada 45 minutos se saca para mover para evitar que cristalice y si tienes heladera, la usas según indicaciones del fabricante.

Aroa I.M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *