HELADO DE CHOCOLATE

EL CLÁSICO HELADO DE CHOCOLATE REINVENTADO AL SINSINSIN

Ya estaríais pensando que en este blog tan molón falta el helado de chocolate. Un helado sin gluten, sin fructosa y sin lactosa pero que esté igual de rico que el de siempre. Se ha hecho esperar, sí, pero como las vacaciones, para algunos (para mí todavía me falta un poquito) ¡Ya están aquí!

EL HELADO MÁS MÍTICO

¿A quién no le gusta el helado de chocolate? Yo creo que es el sabor más onmipresente en todas las heladerías.

A día de hoy se ha ido customizando y añadiéndole toppings pero yo, en esta ocasión, quería hacer un helado simple y sin añadidos.

HELADO SINSINSIN.

Así que aquí tenéis este maravilloso helado que en cualquier momento del día todos nos tomaríamos y por supuesto adaptado al SINSINSIN (sin gluten, sin lactosa y sin fructosa) apto para las diferentes intolerancias alimentarias. En alguna ocasión lo he hecho con leche de coco, pues casa bastante bien el sabor del coco con el del chocolate pero esta vez quería un sabor más “limpio”, y éste es el resultado.

RECETAS.

INGREDIENTES

  • 200 ml. de nata (crema de leche) sin lactosa o vegetal.
  • 200 ml. de leche sin lactosa o vegetal.
  • Una cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1 cucharada sopera de almidón de maíz (maicena) o de harina de arroz.
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo.
  • 8 gr. de sucralosa.
  • 25 gr. de dextrosa.
  • 40 gr. de chocolate negro Frusano.

ELABORACIÓN

En un vaso ponemos 100 ml. de la leche que hayamos elegido y el almidón de maíz o harina de arroz y lo disolvemos bien.

En un cazo ponemos la leche restante, la nata, la esencia de vainilla, el cacao y el chocolate. Lo dejamos a fuego suave y removiendo constantemente para disolver bien el cacao y le añadimos la sucralosa.

Una vez que rompa a hervir, retiramos del fuego, añadimos la dextrosa y movemos con un cucharon hasta que se disuelva.

Dejamos enfriar la mezcla un poco y pasamos la crema a un recipiente donde podamos batir con las varillas metálicas.

Lo batimos y lo metemos en el frigorífico hasta que enfrie.

Cuando haya enfriado, lo sacamos del frigorífico y lo volvemos a batir antes de ponerlo en el congelador.

Cada 45 minutos lo sacamos del congelador y lo batimos bien para que quede cremoso y no cristalice.

¿MI FAVORITO?

He de reconocer que de niña mi favorito era el de tuttifrutti. Hoy sería imposible para mí comer un helado similar debido a mi intolerancia a la fructosa. Aún así lo pienso y esa mezcla extraña de sabores no sé si sería hoy de mi gusto. El que nunca me ha dejado, ni dejará de gustar, es el maravilloso helado de chocolate ¿Puede que sea mi favorito? Pues la verdad, prefiero no elegir y ¡Quedarme con todos!

Aroa I.M.

3 comentarios sobre “HELADO DE CHOCOLATE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *