HELADO DE ARANDANOS

“EL SABOR DE FRUTAS DEL BOSQUE HECHO HELADO”

El arándano, esa fruta que en cuanto a gustos no tiene término medio. Yo soy de las que me encanta porque además es de las poquitas frutas que tolero y con moderación. Pues esta vez aproveché una tarrina de estos frutos que nos proporciona el bosque para hacer un rico helado con un sabor que me recuerda a los petit suisse que tomaba siendo niña.

HELADO SINSIN… +SIN.

Es un helado SINSIN (sin gluten y sin lactosa) y también puede ser otro SIN (sin fructosa) si habéis probado la tolerancia de los arándanos y os sienta bien. Y por supuesto es también sin azúcar.

Yo he de decir que este helado lo tomo entre horas, nunca 3 horas antes ni después de comer y por supuesto nunca más allá de las 6 de la tarde (parezco un Gremlin) y sólo una bolita.

TOLERANCIA A LA FRUCTOSA.

Es arriesgado meter una entrada de un helado de fruta en un blog que es para diversas intolerancias alimentarias, pero sobre todo centrado en la intolerancia a la fructosa, pues la fruta, como es obvio, es lo que más fructosa tiene. Ahora bien, los arándanos son de la fruta que mejor toleramos los “fructuosos(intolerantes a la fructosa) así que me decidí a compartir con vosotros este helado tan cremosito y con ese sabor tan peculiar. Pero repito, y es importante, tendréis que haber probado antes que lo toleráis bien.

RECETA.

INGREDIENTES

  • Medio kilo de arándanos congelados.
  • 300 ml. de nata sin lactosa para montar.
  • 50 ml. de leche sin lactosa o vegetal .
  • 25 gr. de dextrosa.
  • 8 gr. de sucralosa

PREPARACIÓN

Congelamos los arándanos.

Sacamos los arándanos del congelador unos 10 minutos antes de que nos pongamos a hacer el helado.

Pasado ese tiempo, trituramos 300 gr. de arándanos con la batidora y el resto los reservamos.

Mezclamos la nata, la leche y la sucralosa y los ponemos en un cazo a calentar pero sin llegar a hervir.

Añadimos los arándanos triturados.

Seguimos removiendo hasta que se vaya integrando todo y cocinándolo un poco.

Fuera del fuego, añadimos la dextrosa y removemos bien para que se disuelva el edulcorante.

Yo prefiero colar bien la mezcla para que no quede con grumos ni pepitas, pero esto a gusto del consumidor.

Cuando la mezcla esté a temperatura ambiente, la metemos al congelador y cada 45 minutos aproximadamente la sacamos y movemos bien durante 3 o 4 horas para que no cristalice y tenga una textura cremosa.

Justo cuando el helado ya comience a congelarse, añadimos los 200 gramos de arándanos restantes congelados.

¡AL RICO HELADO!

Siempre es una alegría para un “fructuoso(intolerante a la fructosa) el introducir un pequeño dulce bocado de fruta. Y más especial es hacerlo en un rico helado con un color tan bonito. Os invito a compartir ese momento tan importante y placentero conmigo. Sé que os va a encantar.

Aroa I.M.

5 comentarios sobre “HELADO DE ARANDANOS

  1. Una vez hecho puedo tenerlo en el congelador varios días o se tiene que comer al momento
    Puedo hacer un bloc o mejor individual
    Los arándanos se compran ya congelados o también se pueden comprar frescos y congelar
    Ahora estoy fuera cuando venga los hago
    Gracias

    1. Hola Rosa Maria, lo puedes tener varios días en el congelador y los arándanos pueden ser congelados.Feliz regreso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *